Propuestas del pCUA para acabar con la corrupción y recobrar la confianza en nuestras instituciones

Propuestas del pCUA para acabar con la corrupción y recobrar la confianza en nuestras instituciones

Nota de prensa pCUA (Ciudadanos de Aragón)

Resumen: El Secretario General del pCUA, el profesor de la Universidad de Zaragoza, D. Gunther Zevallos, considera que son necesarios cambios legislativos para acabar con la corrupción política en Aragón, cambios que plantearían en las Cortes de Aragón en caso de ser elegidos en estas próximas elecciones Autonómicas y Municipales, y que permitirán que los ciudadanos recobren la confianza en sus representantes políticos. El pCUA planteará una propuesta legislativa para que “los políticos dejen de ser intocables y responder por sus actos, tanto económica, como políticamente”, y que intervenga la justicia si fuera preciso. Zevallos manifestó además, que ve necesarias algunas reformas en Aragón para evitar una mayor degradación política, reformas que busquen promover un cambio hacia una democracia más participativa y menos centrada en el poder político.

Justificación de las propuestas

Parece ser que nuestra historia se repite. Si bien vivimos en un sistema democrático, cada día que pasa vemos cómo los partidos políticos utilizan las leyes como instrumentos al servicio de sus propios intereses con el fin de mantener sus privilegios, y aunque todos somos conscientes de lo que ocurre, pocos lo denunciamos y aún menos estamos comprometidos en la búsqueda de soluciones. Se habla mucho de «regeneración política», pero regeneración no debe ser entendida como una simple sustitución de los líderes de un partido político por líderes de otros. La regeneración debe entenderse como una verdadera renovación de la vida política, es acabar con la corrupción política dotando de mayor protagonismo democrático a la sociedad civil.

La idea del «regeneracionismo» surgió entre finales del siglo XIX y principios del XX, como un movimiento ideológico con motivo de la decadencia de España a causa de la gran corrupción y de la crisis del sistema político. Los ideólogos regeneracionistas más influyentes de la época consideraban la necesidad de realizar reformas importantes para acabar con la gran corrupción que degradaba España, pues la alternancia política por si sola no proporcionaba la más mínima prosperidad del pueblo. ¿No nos suena de algo todo esto?

La situación política actual nos demuestra que hoy también hace falta una nueva «regeneración política», y esto se consigue dotando de mayor protagonismo a la sociedad civil, pero también liberando a los ciudadanos del yugo clientelar al que les mantienen sometidos los partidos políticos. Lamentablemente, ningún partido político ha hecho nada por intentar mejorar y ampliar la participación democrática de la sociedad civil, otorgándole mayor capacidad para plantear iniciativas que les permitan  proponer o sustituir leyes, y no lo han hecho, porque no les interesa que los ciudadanos tengan el control sobre ellos. Por eso poco o nada añadirán a sus programas electorales para favorecer una verdadera participación democrática ciudadana; lamentablemente los partidos políticos solo suelen acordarse de los ciudadanos cuando llegan las elecciones.

Desde nuestro punto de vista mejorar la participación ciudadana es mejorar nuestro sistema democrático. Sin embargo, hay partidos políticos que quieren hacernos creer que el asunto se soluciona con una mera sustitución de las siglas sin mejorar el sistema, cuando realmente lo que hace falta es una reforma de la conducta democrática en profundidad, una reforma que cambie el modo de entender la política con el fin de trasladar una parte importante del protagonismo y la iniciativa democrática directamente a los ciudadanos. Está en juego la calidad de nuestra democracia, y, en consecuencia, la libertad y el progreso de todas las personas que vivimos tanto en Aragón como en el resto de España.

Si el pCUA tuviera el beneplácito de los electores en Aragón y pudiera entrar en las Cortes y en los Ayuntamientos, nuestra primera oferta será la de «establecer públicamente un compromiso con los ciudadanos aragoneses para promover una verdadera democracia participativa». Nuestra iniciativa va dirigida precisamente a buscar recuperar el protagonismo de la sociedad civil aragonesa que hoy no tiene. De lo que se trata es de trasladar la opinión de los ciudadanos a nuestras Instituciones democráticas sin subterfugios, y convertir a los ciudadanos en los verdaderos protagonistas de la vida política. Exigiremos los cambios legislativos que hagan falta, con el fin de mejorar la confianza del ciudadano en la democracia y, desterrar de una vez por todas la corrupción y a los corruptos de la vida política aragonesa.

El principal valor que queremos trasladar a la política y que nos diferencia del resto de partidos políticos en estas próximas elecciones Autonómicas y Municipales, es nuestro compromiso con el ciudadano, pero no ese compromiso vacío, hueco, al que nos tienen acostumbrados y que venden la mayoría de partidos políticos, nuestro compromiso es transparente, cristalino, inédito, incluso puede que políticamente incorrecto. Así, el pCUA se presenta a estas elecciones Autonómicas y Municipales para «promover el cambio». Un cambio tanto en la forma de entender la política, como de las relaciones con los ciudadanos. Un cambio que nos permita generar riqueza y recobrar el crecimiento y el empleo. Un cambio basado en la honestidad y en la lucha contra la corrupción.

Nuestras acciones van dirigidas a que el ciudadano vuelva a confiar nuevamente en sus Instituciones, por lo que actuaremos contra los mercenarios de la política que solo buscan lucrarse a costa del pueblo. Los políticos han conseguido que los ciudadanos detesten la política y que los políticos se hayan convertido en el tercer problema para los españoles, pero la actitud pasiva y el mantenerse al margen no beneficia a la democracia, lo único que se consigue con ello es que los políticos tengan vía libre para hacer y deshacer sobre cuestiones de interés público que verdaderamente nos afectan. En el fondo ese es el motivo por el que hemos llegado a la situación actual de grave crisis –desprecio a la libertad de las personas, corrupción generalizada, despilfarro, cifras de paro insoportables, etc.– Lamentablemente hemos hecho muy poco o nada para fiscalizar el comportamiento de nuestros políticos, aunque lo cierto es que tampoco disponemos de mecanismos democráticos lo suficientemente efectivos para lograrlo. Y eso es precisamente lo que tenemos que cambiar. Creemos que ha llegado la hora de que la sociedad se decida a tomar las riendas de su propio destino, de buscar nuevos caminos y una nueva alternativa política y renovadora: la del pCUA.

La misión política del pCUA (Ciudadanos de Aragón), según Zevallos, es la de exigir esos cambios legislativos que hacen falta, para que “los políticos dejen de ser intocables y respondan por sus actos, tanto económica, como políticamente”, y que intervenga la justicia si fuera preciso. El pCUA, a diferencia del resto de partidos que se presentan a las próximas elecciones Autonómicas y Municipales pretende cambiar la forma de entender la política en Aragón, plantear propuestas que busquen soluciones justas sobre aquellas cuestiones que más nos afectan. Para ello estamos dispuestos a trasladar el sentir de la sociedad y no ir contra la voluntad popular. Por lo que nuestra propuesta incluye el mantenernos siempre en permanente contacto y diálogo con los aragoneses, pues entendemos que nunca se debe gobernar de espaldas al pueblo, pues es el propio pueblo quien debe regir sus propios destinos.

Gunther Zevallos
Secretario General pCUA
secretaria@pcua.net

Deje su opinión